22 de enero de 2021

Personas con enfermedades terminales podrán retirar sus fondos en las AFPS

La nueva Ley comenzará a regir el 1 de julio de este año.

Ya fue aprobado por el Congreso y promulgado por el Presidente de la República. A partir del 1 de julio, las personas que tienen una enfermedad terminal podrán retirar sus fondos previsionales como excedente de libre disposición.

Es una normativa que permite adelantar el pago de sus ahorros en las AFPS. El diputado Marcos Ilabaca (PS), impulsor del proyecto, comentó los beneficios. “El enfermo terminal va a tener el derecho a optar por una renta temporal de 12 meses, de acuerdo al 70% de sus actuales ingresos, o bien por una Renta Básica Solidaria, cuyo saldo total podrá retirarlo inmediatamente para los fines que estime pertinente”.

La Ley establece que, en caso de que el saldo sea insuficiente para financiar la renta temporal con un monto igual a la Pensión Básica Solidaria vigente en el período de 12 meses, el saldo de la cuenta individual del afiliado financiará la renta temporal hasta obtener el monto necesario.

En cuanto al pago de impuestos, el senador Jorge Pizarro, presidente de la comisión de Hacienda aclaró que “el retiro de estos fondos no va significar un impuesto oneroso ni va a afectar los recursos necesarios para las personas. Y, de este modo, quedarán liberados de impuestos los retiros de hasta los 40 millones de pesos de los excedentes de libre disposición”.

Cómo acceder a este beneficio:

Para solicitar este retiro, las personas deberán acreditar su condición de enfermo terminal según los criterios establecido en una norma técnica elaborada por la Superintendencia de Pensiones. La Comisión Médica de cada región tendrá solo 7 hábiles, desde la recepción de los antecedentes médicos, para entregar su resolución.

Y si bien, esta normativa comienza a regir el 1 de julio, se agregó una excepción que permite a los pacientes con cuidados paliativos por cáncer, acceder al beneficio desde el primer día hábil del mes subsiguiente a la publicación de la ley. Y para esto, sólo deberán presentar a la AFP un certificado del médico jefe de la Unidad de Cuidados Paliativos del hospital o clínica en que reciba su tratamiento.