21 de enero de 2021

¿EL CINE EN LA UCI?: Las salas chilenas perdieron USD $110 millones durante el 2020

La organización que une a las salas nacionales emplazó al Gobierno a fijar una fecha de reapertura. 


Por: Francisco Arriagada

El aroma de las cabritas, las butacas y los afiches de próximos estrenos en los cines, ya son sólo un recuerdo nostálgico para los cinéfilos, porque debido a las desoladoras consecuencias de la pandemia y las restricciones impuestas por las autoridades, las salas chilenas han estado cerradas desde el 19 de marzo del 2020, una situación crítica que ha puesto en riesgo su continuidad. 


Sin embargo, un día después de que se anunciara que en fase 3 (Transición) y fase 4 (Apertura nicial) los cines y teatros podrán abrir con aforos reducidos, la Cámara de Exhibidores Multisalas de Chile, organización que agrupa a las empresas Cinepolis, Cinemark, Cineplanet, CineStar y Muvix Cinemás, ha dado a conocer la delicada situación que atraviesa esta actividad.


Y proyectaba una asistencia de 31 millones de espectadores el 2020, una cifra estimada sobre la base de que el 2019 hubo casi 30 millones en las 502 salas de todo el país y tomando en cuenta que durante ese periodo hubo varias semanas que debieron cerrar por el ‘estallido social’. No obstante, durante el año pasado, la Pandemia llegó con todo a nuestro país, los cines cerraron en marzo y alcanzaron a vender solamente casi 5 millones de entradas. Las pérdidas llegaron a casi 110 millones de dólares. 


Una cifra ínfima de entradas, si la comparamos con el año 1967, cuando las salas tuvieron una asistencia de más de 74 millones de personas, la mayor en nuestro país. El descenso comenzó con la masificación de la televisión, las cadenas de arriendo de videos y, por supuesto, la piratería.


La Cámara de Exhibidores acusa que fue primer sector económico en cerrar debido a la pandemia. Ya completan casi 10 meses sin funcionar y sin ingresos. Además, acusa discriminación del Ministerio de Salud, porque “con otros sectores, que incluso pueden presentar un mayor riesgo de contagio, se han aplicado regulaciones más progresivas, como es el caso de los restaurantes".


La organización emplazó al gobierno a fijar "una fecha posible de reapertura, que tendrá que ser gradual en lo referente a la ubicación regional" y la cantidad de complejos y funciones. 


Ahora, sólo queda esperar, para saber si el aroma de las cabritas volverá o seguirá siendo un bello recuerdo…