27 de septiembre de 2021

¿Cómo prevenir las muertes por enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares son responsables de la gran mayoría

de las muertes a nivel mundial. Según la OMS el 32% 1 de las muertes en 2019 estuvieron relacionadas con

este tipo de enfermedades.

En el caso de Chile, cerca del 30% 1 de todas las defunciones son por padecimientos cardíacos. De asados,

un 52% corresponde a accidentes cerebrovasculares, y alrededor de un 35% por causas de tipo coronario. La

mayor mortalidad es en hombres, quienes tienen más incidencia de infartos al miocardio y también de sufrir

accidentes vasculares cerebrales, mientras que en las mujeres, el infarto al miocardio es más fatal.

Bajo este contexto, se calcula que para el año 2030 morirán cerca de 23,6 millones 2 de personas por

enfermedades cardiovasculares y se pronostica que seguirán siendo la principal causa de muerte a nivel

global.

“Hay varias explicaciones fundamentales para la gran cantidad de muertes por enfermedades cardíacas,

entre ellas: fallas en los sistemas de salud, deficiencias en los tratamientos, aumento en los factores de

riesgo que van muy de la mano con fallas o inexistencias de programas de protección y prevención que

podrían ayudar a disminuir el riesgo de contraer este tipo de enfermedades o el agravamiento de las

mismas. Por eso, tratamos las enfermedades del corazón con seriedad y sabemos que el primer paso para

disminuir la cantidad de muertes debido a las enfermedades cardíacas es la prevención ”- Afirmó Claudio

Campos, Director de Enfermedad Arterial Coronaria para Siemens Healthineers Latinoamérica.

Las soluciones digitales en salud han sido clave hoy en día para obtener información de las causas y el

estado actual de la población con padecimientos cardíacos. Esto ha servido para que los profesionales de la

salud tengan un panorama más amplio y así poder determinar los tipos de pruebas que sean necesarias

según el caso y con base en los resultados de los exámenes, prevenir que las enfermedades se agraven

mediante tratamientos adecuados y un seguimiento completo de las condiciones de salud.

“Para aumentar la esperanza de vida de los pacientes de estas enfermedades, es esencial proporcionarles un

diagnóstico preciso, una terapia adaptada y un seguimiento continuo. Disponer de la información adecuada

en el momento oportuno salvara millones de vidas que padecen enfermedades del corazón ”, agregó

Campos.